La videoconferencia de calidad se democratiza

October 26, 2016

 

  

Los sistemas de videoconferencia de alta gama también conocidos como de telepresencia, que simulan salas de reuniones con participantes de cualquier lugar del mundo, han estado al alcance de pocas compañías y prácticamente limitadas en su uso a salas de muy alta dirección. Los elevadísimos costes del equipamiento, de su mantenimiento y una operativa necesariamente asistida por personal especializado, han hecho que dichas salas caigan en desuso y resulte difícil su justificación económica. Mientras, las necesidades de reunión de los equipos de proyecto, de coordinación y de comunicación interpersonal, crecen exponencialmente.

 

El área de soluciones y equipos para videoconferencia  (VC) está experimentando una muy rápida evolución debido al movimiento de los principales jugadores globales. Primero fue Google con el Chrome for Business sobre el servicio de Hangouts como solución de telepresencia por Internet de bajo coste. Llega ahora Microsoft con la compra e integración de Skype en Microsoft for Business, ofreciendo un servicio de calidad profesional similar a la gama alta clásica (CISCO, Polycom, etc.). Todo ello es posible gracias a que los accesos a Internet ofrecidos por los operadores han mejorado (FTTH, 4-5G) y a que estos proveedores del servicio han puesto recursos enormes en sus servidores esperando atraer a millones de usuarios.

 

El equipamiento audiovisual y la conectividad para las salas de videoconferencia son la otra pieza importante de coste (más de 25.000 euros por sala), situación puede estar llegando a su fin. El fabricante nº1 mundial de periféricos Logitech ya ha lanzando una línea de HW para salas de videoconferencia compatible con los principales proveedores de estos servicios (Cisco, Google, Microsoft, Vydio, etc.). Éste incluye cámaras direccionales HD con zoom, sonido HI-FI dúplex completo, filtrado de ruido, etc., en definitiva un equipamiento de máxima calidad en telepresencia a precios de ofimática (entre 600€ y 1.500€ ) según el tamaño de la sala.

 

A este anuncio, seguro seguirán otros de los demás fabricantes convirtiendo el mercado de la videoconferencia en otra utilidad más que Internet nos facilita, transformando la manera en la que interactuamos y con un coste marginal.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

RECENT POST
Please reload